top of page

APOLO. EL DIOS SOL Y SU RELACIÓN CON LA NATURALEZA

Dios de la segunda generación de los Olímpicos. Hijo de Zeus y Latona, hermano mellizo de Artemis. Representado, tras evoluciones y variantes, principalmente como un joven de belleza ideal.


Dios guerrero con el arco, flechas y carcaj. Con coronas de laurel, o cintas o diademas, símbolo de la dignidad, en sus cabellos de largos bucles dorados.


En muchas ocasiones con corona de rallos solares. Acompañado de una mitra, una lira o un carro tirado por cisnes.


La relación del dios Apolo con la naturaleza reside, por un lado, en que como dios pastoral se le atribuyen a él amoríos con mancebos y ninfas de la naturaleza, destacando su amor por Dafne, ninfa de los árboles.


Se representaran también diversos episodios de otra índole, pero igualmente acontecidos en la naturaleza, en paisajes bucólicos dónde cobran gran importancia las fuerzas naturales. Como el triunfo de Apolo sobre la serpiente marina Pitón o venciendo en duelos musicales a varios sátiros.


Por otro lado, desde que se uniese su figura de dios pastoral y ganadero Apolo Nomio, a la del dios Helios, dios del sol, juntos serán uno solo, Febo Apolo, la personificación del sol. Astro generador de luz, y de vida.

Motor de la naturaleza, que fertiliza la tierra con su acción benéfica.



RELACION DE APOLO Y ARTEMIS


Los dos hermanos guardan ciertos paralelismos, apreciándose siempre una buena relación entre ellos, los dos, dioses alegóricos de los dos astros principales, la luna y el sol.


Símbolo de esa armonía entre los mellizos son el hecho de que compartan atributos como el arco y las flechas, la cinta, o animales como la cierva. Así como su destacada relación con la naturaleza como protectores y motores de ella.



Según el mito clásico, tras las persecuciones de la celosa Hera a Leto, por toda la tierra, finalmente esta encontró un lugar seguro donde dar a luz a sus dos hijos, en la isla de Ortigia, desde entonces llamada Délos «la brillante».


Así nacería Apolo, quien en su unión a Helios será la deidad alegórica del sol, y su hermana Artemisa, quien unida a Selene, se convertirá en deidad de la luna.


Son casi incontables las representaciones artísticas que podemos encontrar de la vida y mitos de los dioses alegóricos del sol y la luna, Apolo y Artemisa, a lo largo de toda la historia del Arte.


Sus representaciones individuales han ido evolucionando, a medida que sus mitos y leyendas tomaron forma, y según iban cambiando y creciendo los cultos hacia ellos.







Escrito por Bárbara - historiadora del arte

 

¿Qué te ha parecido esta entrada? Regístrate o inicia sesión abajo del todo para dejar tu comentario. (Registrarse en la página no implica convertirse en suscriptor de nuestra newsletter)


bottom of page