top of page

LOS PLANETAS PERSONALES

Los planetas afectan directa e indirectamente nuestra nuestra vida y nuestro pensamiento. La imagen del cielo a la hora de nuestro nacimiento nos cuenta mucho a cerca de estas influencias. Con esta entrada haremos un repaso del significado de cada planeta personal y cómo nos influye su energía. [Los planetas personales (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) se diferencian de los transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón) por su distanciamiento con la Tierra. Estando estos últimos mucho más alejados y siendo su influencia más crítica por su duración en el tiempo. Hablaremos de este grupo de planetas en futuras entradas.]

Antes de hacer un repaso de los planetas personales, hay que saber que todo planeta tiene una regencia con un signo. Esto quiere decir que hay uno o más signos del zodiaco con los que más se identifica. El Sol por ejemplo quiere brillar, quiere ser visto, por eso el signo que más se asemeja y por lo tanto es su regente es Leo.




Aunque el Sol sea una estrella, en astrología se considera como un planeta. El Sol es nuestra personalidad y con lo que nos sentimos más identificados. Sin embargo, aunque muchos astrólogos le den mucha importancia, no se debería de considerar como el cuerpo celeste más importante de una carta natal. Cada carta, cada persona, es un mundo diferente y recibirá influencias diferentes.

El Sol rige el signo de Leo, siendo en este signo y en Aries donde más cómodo va a estar. El Sol nos habla de nuestra creatividad, de nuestra energía y de la figura paterna.

La Luna representa nuestro mundo inconsciente y nuestro mundo emocional. Sobre todo nos habla de nuestros primeros años de vida, de la figura materna y de cómo esta nos ha influenciado, algo que marca para el resto de la vida y que nos hará tener diferentes tipos de necesidades. También marca nuestros hábitos y nuestro estado de humor.

La Luna rige el signo de Cáncer.


Mercurio representa nuestra forma de pensar y de interactuar con nuestro entorno cercano. Mercurio representa la figura de los hermanos y los primos. Este planeta habla de nuestra etapa de estudios primarios, de los viajes cortos, de nuestra capacidad de aprendizaje y de cómo nos comunicamos. Mercurio rige los signos de Géminis y Virgo. En géminis mercurio trabaja de una forma social, fomentando mucho el intercambio de ideas, el flirteo, las amistades. Las personas con Mercurio en Géminis son grandes comunicadores y vendedores. Cuando el planeta se sitúa en Virgo la mente del nativo es analítica y estudiosa, son los mejores críticos y científicos.


Venus habla de las relaciones románticas pero también del dinero y la abundancia. Venus es el planeta de la indulgencia y del placer, por eso dependiendo del signo en el que esté nos indicará qué tipo de situaciones nos hacen sentir bien, cómo gastamos el dinero y definirá el prototipo de mujer con la que sentimos afinidad/atracción.

Venus rige Libra y Tauro. En Libra busca la harmonía en las relaciones y el Tauro busca la calidad y el confort económico.


Marte representa los deseos de conquista, el impulso sexual, las disputas, los accidentes y la manera de canalizar la ira y el enfado. Marte simboliza el prototipo de hombre que atrae a cada persona.

Dependiendo el signo en el que se encuentre será más agresivo o más reprimido. Marte rige el signo de Aries y de Escorpio. En Aries tiene una energía más impulsiva y en Escorpio retiene la ira (hasta que explota) y es posesivo con la pareja.


Júpiter es el planeta de la expansión, del aprendizaje (estudios superiores), de los viajes internacionales, de la riqueza, de los sistemas de creencias, la moral y la religión. Júpiter representa la figura del profesor, que adquiere conocimientos estudiando, viajando, conociendo nuevas culturas y expandiendo su mentalidad.

Júpiter rige el signo de Sagitario, donde se agranda su personalidad optimista.

Saturno, el último de los planetas personales, está relacionado con el trabajo, las restricciones, las responsabilidades y la ambición. La figura que representa a Saturno es el maestro, el anciano sabio, que nos enseña lecciones de vida y nos hace ser conscientes del paso del tiempo y de la importancia de tener madurez.

Saturno rige Capricornio, uno de los signos más ambiciosos y centrados en el trabajo, y Acuario.

bottom of page