top of page

VEGETARIANISMO, VEGANISMO Y ASTROLOGÍA.

Aunque el ovolactovegetarianismo y el veganismo están actualmente muy en auge (sobre todo el segundo), han vivido de la mano del hombre más de lo que creemos.


Nos remontamos a la antigua Grecia para hablar de Pitágoras, que fue sin duda el gran referente del vegetarianismo, alentando a sus discípulos a llevar una alimentación vegetal, no solo por el respeto al reino animal sino porque digerir su carne y sus grasas perjudicaría el bienestar físico y mental.


Aquí nace el término dieta pitagórica haciendo alusión al vegetarianismo.



“No mojes nunca tu pan ni en la sangre ni en las lágrimas de tus hermanos. Una dieta vegetariana nos proporciona energía pacífica y amorosa y no sólo a nuestro cuerpo sino sobre todo a nuestro espíritu. Mientras los hombres sigan masacrando y devorando a sus hermanos los animales, reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra el dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría ni la paz ni el amor”.


 

Plutarco, uno de los últimos representantes de la filosofía helenística, no era vegetariano, sin embargo escribió dos tratados en referente al tema, "Los animales utilizan la razón" y “Acerca de comer carne”, haciendo reflexiones sobre la moral y la supervivencia.


Las siguientes dos citas pertenecen al segundo tratado nombrado:


"Me preguntas por qué razón Pitágoras se abstenía de comer carne, pero yo me pregunto, más bien, cuál era el sentimiento, el estado mental o anímico del hombre que por vez primera se acercó a la boca una carne asesinada, del hombre que se atrevió a llevarse a los labios la carne de un animal muerto, y que hizo que se sirvieran en su mesa cadáveres en putrefacción, convirtiendo en alimento miembros que poco antes balaban, mugían, andaban y veían. ¿Cómo pudieron sus ojos soportar la visión del asesinato? ¿Cómo fue capaz de ver morir, despellejar y descuartizar a un pobre animal? ¿Cómo su olfato soportó ese olor? ¿Cómo es que no sintió asco y horror cuando tuvo que entrar en contacto con el cuerpo desmembrado, cuando se manchó con la sangre y los líquidos que salían de las heridas mortales de otro ser?".


*


"Nada tiene, pues, de asombroso que, contra los dictados de la naturaleza, comiéramos carne de animales, habida cuenta que entonces se comía tanto el musgo como la corteza de los árboles, y era un hallazgo feliz encontrar algunas raíces verdes de grama o de brezo. Y cuando los hombres tropezaban casualmente con bellotas o castañas, bailaban de alegría en torno a un roble o un pino, al son de alguna canción primitiva, invocando a la «madre nutricia», a la tierra que les daba la vida; no había en la vida de los hombres otra fiesta que ésa: el resto de la existencia humana no era más que dolor, miseria y tristeza.

Pero ahora, ¿qué rabia y qué furor os incitan a cometer tanto crimen, cuando estáis saciados de tan gran afluencia de cosas necesarias para la vida? ¿Por qué calumniáis ingratamente a la tierra, como si ella no os pudiera alimentar? …"


 


Otras figuras históricas que defendían el vegetarianismo fueron Siddhārtha Gautama, Leonardo Da Vinci, Miguel de Cervantes, Thomas Edison, Leon Tolstoy, Nikola Tesla, Victor Hugo, Franz Kafka y muchos otros.


"Primero fue necesario civilizar al hombre en relación con el hombre. Ahora es necesario civilizar al hombre en relación con la naturaleza y los animales." Víctor Hugo



Cuadro de Frans Snyders "The Fowl Market"


 

EL VEGANISMO.


El 2 de Septiembre de 1910 nace en Mexborough (Inglaterra) Donald Watson, fundador del Vegan Society y del término «veganismo».



Donald nació bajo las influencias de del Sol en Virgo. Este signo mutable y de tierra tiene mucha relación con el veganismo ya que fisiológicamente rige los intestinos y las encinas digestivas, por eso muchas personas con planetas en Virgo sufren de digestiones pesadas.


Por otra parte, la mentalidad de Virgo siempre va dirigida a la autocrítica y al discernimiento. Uniendo estos dos conceptos entendemos que Virgo analiza mucho lo que come, no tanto por lo moral sino por su poca tolerancia a alimentos pesados y en definitiva por su salud.


Donald sin embargo tenía una carta natal que le influenciaba a mirar más allá de su propio bienestar físico. Nació con Júpiter, el planeta de la ética y de la moral, y con Mercurio, el planeta que define nuestro pensamiento, en el signo de Libra. Este signo cardinal y de aire es el defensor de los derechos y de la justicia, desempeñando muchas personas de este signo el oficio de la abogacía.


En 1924, cuando Watson tenía 14 años, fue testigo en la granja de su tío del maltrato que recibían los animales. Esta vivencia fue traumática para él, y coincidió aproximadamente con su retorno de Júpiter. (Esto significa que Júpiter estaba en la misma posición -mismo signo y mismos grados- que cuando él nació.


Los retornos de los planetas son momentos de gran trascendencia). Fue en ese momento cuando a los 14 años de edad decidió hacerse vegano.



«Uno de mis recuerdos más tempranos es el de las vacaciones en la granja de mi tío George donde vivía rodeado de animales interesantes. Todos ellos "daban" algo: el caballo de la granja tiraba del arado, el caballo más pequeño tiraba del carro, las vacas "daban" leche, las gallinas "daban" huevos y el gallo era un "despertador" muy útil; no me daba cuenta en ese momento de que también tenía otra función. La oveja "daba" lana. Nunca podía comprender qué "daban" los cerdos pero parecían criaturas tan amistosas... siempre alegres de verme. Entonces, llegó el día en que uno de los cerdos fue matado: todavía tengo recuerdos vívidos de todo el proceso -incluyendo los gritos. Por supuesto... decidí que las granjas -y los tíos- tenían que ser reevaluados: la idílica escena no fue otra cosa que muerte en cadena, donde los días de cada criatura eran numerados en el momento en el que dejaban de ser útiles para los seres humanos.»


10 años más tarde, con su segundo retorno de Júpiter, Donald crea el movimiento vegano, la Vegan Society.


Cabe destacar que Júpiter es también el planeta que rige nuestros sistemas de creencias y nos invita a ir en busca de nuestra propia verdad dejando atrás los condicionamientos familiares.




Donald Watson muere a los 95 años, el 16 de Noviembre de 2005, dejando un legado ético a la sociedad.


 
bottom of page